27 nov. 2010

Manifesta 8: Antigua oficina de Correos.

El miércoles fui a ver Manifesta. Manifesta, la Bienal Europea de Arte Contemporáneo, nació como un evento artístico nómada y se ha convertido en una estructura flexible y móvil, capaz de cambiar y reinventarse continuamente. La Bienal de este año esta repartida por varios museos y edificios de toda Murcia: Espacio Molinos del Río Caballerizas, MUBAM, Espacio AV, Centro Párraga antiguo cuartel de Artillería (Pabellón 1, Pabellón 2) y Antigua Oficina de Correos; Cartagena: MURAM, Cafetería Restaurante El Parque, Auditorio Parque Torres, ARQVA, Antiguo Pabellón de Autopsias, Prisión de San Antón, Casino de Cartagena y Centro Social de Santa Lucía.

En teoría la visita guiada para ir a la sede de correos era para la clase de 4º de Idea, concepto y proceso en la creación artística, pero me acople con unos amigos-compañeros. La profe no dijo nada y entramos.
Lo que mas me gusto fue el edificio, la antigua oficina de correos, un icono arquitectónico con una fuerte presencia en el la memoria urbana de Murcia hasta tal punto que la calle donde se encuentra el edificio se conoce popularmente como Calle Correos. Es un edificio de  1930 del arquitecto Pedro Muguruza. Lo han “lavado” porque no se puede decir arreglado.
Ya lo veis en las fotos. Además había habitaciones cerradas solo con una malla de gallinero que encima no habían arreglado y estaban llenas de escombros, basura… y preguntamos que si era alguna instalación pero no, era simplemente eso. Después de algunas que os voy a enseñar podría serlo perfectamente.

La instalación que mas me gusto a mi, y yo creo que a todos, fue la de Ann Verónica Janssens en la una estancia bañada en luz natural y coloreada se llena de densa niebla artificial. Esta instalación sensorial aborda los temas de la luz, el espacio, la calidad pictórica y la abstracción. Los colores de la sala eran rojo y blanco especialmente seleccionados para Manifesta 8.
Era una sala en la que no te veías ni los pies. Un día de esos de niebla espesa. Yo al principio según asome la cabeza me salí porque era una desorientación y miedo por el que hay, que no podía, pero me metí de lleno y lo disfrute. Porque era como dejar la mente en blanco. Aislarte del mundo. Fue la verdad que interesante y la que más me provoco sensaciones. Que yo creo que el arte es lo que tiene que crear.
También me gusto la de Marius Tarkawian: Normalmente crea series de dibujos sobre la situación del arte contemporáneo, con títulos como Peeped Drawings, Looking for Art o In Anticipation of Art. Cada una de ellas se compone de cientos de dibujos a lápiz sobre papel. Por ejemplo, el ciclo Looking for Art contiene en torno a 2.000 dibujos y continúa ampliándose. Además utiliza las paredes como lienzos para sus obras. Es un astuto observador del mundo del arte, es su documentalista y su futurólogo. Otra de sus características es que dibuja al natural en diversas situaciones. Estas obras suelen ir acompañadas por textos breves llenos de ingenio e ironía.
Y la de Pablo Bronstein: Una serie de dibujos que muestran diseños para una exposición ficticia representarán, por inversión, las actitudes hacia la presencia de la cultura islámica en el sur de España y jugarán irónicamente con la idea de que Manifesta sea una herramienta para tender puentes culturales entre Europa y el Norte de África.
Me encantaron por la técnica y lo hermosos que eran además de simbólicos uniendo España y África. Me gustaron mucho.
Y las más controvertidas fueron las de Ryan Gander “Never Shone”: una modificación arquitectónica en la que un charco de agua se dispersa mediante evaporación y pisadas húmedas, y su actuación de diez minutos, que se representará en varias fechas durante la exposición, consiste en un coreógrafo de danza contemporánea que imita las acciones de un maestro de ballet clásico.
Lo del coreógrafo no lo vimos pero como esa noche había llovido y viendo como estaba el edifico pensamos que era un charco de una gotera. Cuando el guía nos dijo que iba en serio nos quedamos a cuadros. Y eso que estamos estudiando para ser lo mismo que Gander: “Artistas”.
Luego la de Simon Fujiwara: cuando lo que parecía un gigantesco falo de piedra pre-nabateano fue hallado bajo los cimientos de un nuevo edificio para un museo en algún lugar del desierto árabe, cundió el desconcierto entre la población. No se tomaron fotografías ni existen informes de su desaparición. Algunos sostienen que fue destruido, otros vieron una grúa sin identificación partir rumbo a un destino desconocido. La verdad solo la conocen un puñado de obreros británicos que trabajaban en las obra de construcción, los cuales fueron testigos del hallazgo, pero ni siquiera ellos coinciden en sus declaraciones. Algunos afirman que tenía testículos, otros que era solo una piedra; unos que medía tres metros de longitud, otros que seis. El tamaño aquí no importa, pero la forma sí. ¿Era un pene o no? Nadie podrá saber jamás la verdad, y es que, a fin de cuentas, como en todo buen relato erótico, la verdad es algo escurridizo.
Sin omentarios. Bueno si que el trabajo de dibujos fotosgrafias del como se hizo fue muy interesante.
Y ya el mas… no se ni que decir… raro. Porque no hay nombre que por mucho que “sea” de Man Ray, arte no se si es, pero para mi no. Y para mas de uno. Son muchos los interrogantes y las anécdotas en torno a esta película. Hay quien sostiene que Man Ray destruyó accidentalmente el negativo durante el revelado. Otros afirman que la película se proyectó para un reducido grupo de amigos en Nueva York durante los años veinte. Con todo, parece improbable que se reprodujera alguna vez, pues el único vestigio que queda de ella son dos fotogramas impresos que Man Ray adjuntó en una carta en 1921. Ahora bien, queda pendiente otra pregunta: ¿quién fue exactamente la baronesa Elsa von Freytag-Loringhoven? ¿Una mera modelo en esta película? ¿O también la autora?

Pues de lo que iba esa película tan controvertida es lo que dice su titulo: “Shaving de Baroness” (afeitando a la baronesa). Pero afeitando no la cabeza u otra parte más “normal” si no la vulva. Si, no es nada escandaloso porque es un acto femenino de lo mas normal, pero la cosa es que es un poco vergüenza vender esto como obra de “arte” y que este expuesta en una sala. Pero como digo yo creo que hoy en día es saber venderse. Porque por muy bueno que sea no interesas si no estas bien relacionado y vender tu material por muy malo que sea. Si han podido vender “Merda d´artista” (mierda de artista)…
 
El próximo día iremos a otra de las salas. Ya os contare.



1 comentario:

  1. Un día muy interesante, me ha gustado la habitación con niebla. Espero que la próxima os guste tanto. Buen Domingo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar que tus manitas escriban un comentario.
Sin vuestras palabras esto no seguiría adelante.
Besujis!!!